- Advertisement -

- Advertisement -

LA TENSIÓN SUPERFICIAL

2.800
Se puede observar que las patas del insecto nunca atraviesan el agua, sino que la superficie se deforma tal como una cama elástica.

Todos hemos visto a un insecto parado en el agua. Seguramente no nos ha llamado la atención porque nos parece muy normal que algo que tenga menos de densidad que el agua, flote; tal como es el caso de un trozo de madera. Pero la cuestión es que lo pueden hacer insectos que tienen mayor densidad que el agua. E inclusive, pueden flotar en el agua objetos de metal, como una aguja o un clip sujetapapeles. ¿A qué se debe?

Clip metálico flotando en el agua. Puedes intentarlo en casa: debes colocar el clip sobre un pequeño trozo de papel higiénico y colocarlo suavemente sobre la superficie. Cuando el papel se humedezca y se hunda, el clip quedará flotando. También puedes usar una aguja.

Una cama elástica

El agua, al igual que otros fluidos, posee una propiedad que se conoce como tensión superficial, que no es otra cosa que decir que la superficie opone cierta resistencia a las fuerzas que la pretenden deformar, comportándose como una cama elástica antes de ceder a la fuerza.

Esta increíble fotografía en cámara lenta muestra la superficie elástica del agua producto de la tensión superficial.

La tensión superficial es un fenómeno que se manifiesta a diario: es lo que permite que se formen gotas, por ejemplo, ya que se manifiesta como una fuerza de sujeción en las partículas que conforman la superficie. Y hablando de partículas, ¿tendrán algo que ver en el asunto?

La tensión superficial

Habrán adivinado que sí. Lo que sucede a nivel molecular es lo que confiere al agua esta peculiar propiedad. En el interior del líquido, tal como se aprecia en la figura, las moléculas están rodeadas por todos lados por otras moléculas por lo que sus fuerzas de atracción se cancelan mutuamente. Pero no existen moléculas sobre el plano de la superficie que compensen las fuerzas atractivas, de ahí que resulte una fuerza de cohesión que las sujetarse unas a otras oponiendo resistencia a la deformación, como si se sujetaran todas de las manos para que nadie pase.

Entonces, la tensión superficial es una resistencia de la superficie a la tensión. Suena a que decimos lo mismo, pero ahora ya sabemos qué significa y a qué se debe.

Si deseas conocer más de física haz click aquí

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.