- Advertisement -

- Advertisement -

La antimateria

1.465

La antimateria puede definirse como el reflejo en el espejo de la materia: con partículas, energía y propiedades físicas todas de signo contrario. Por ejemplo, la antipartícula correspondiente al electrón, que se conoce como positrón, tiene la misma masa que el electrón, pero carga eléctrica positiva. Y lo mismo pasa con cada una de las partículas.

Representación de la antipartícula

Correspondiente a un átomo de deuterio, que es un isótopo de hidrógeno con el que se puede formar lo que se llama comúnmente agua pesada.

¿Cuándo se propuso la existencia de antimateria?

Se propuso en la década del 20 del siglo pasado y no se comprobó su existencia de manera experimental hasta una década después. En 1928, el físico británico Paul Dirac se dio cuenta que la solución de las ecuaciones que había creado para el electrón se deduce que éste bien podría tener carga positiva, tal como la solución de x²=4 puede ser 2 y -2. La energía negativa que resultaba de estas ecuaciones representan lo que se conoce como antimateria.

Estudios

En 1932, Carl Anderson verificó la existencia de positrones provenientes del espacio en las capas más altas de la atmósfera. La siguiente antipartícula se detectó fue el antiprotón, en 1955, tras hacer colicionar protones a velocidades suficientes como para obtener la energia suficiente y de la misma manera se observaron luego los antineutrones. Si una partícula chocara con su antipartícula ambas se aniquilarían destruyendo completamente lanasa y transformándose en energía pura según la famosa ecuación de Einstein: E=mc². Dónde E es la energía liberada, m es la masa de las partículas y c es la velocidad de la luz en el vacío.

Simulación de la presencia de positrones en el campo magnético de Júpiter.

Condiciones

Además de en las altas capas de la atmósfera, en el borde exterior del campo magnético de los planetas y en los grandes colisionadores de partículas; la antimateria ha existido en condiciones de extrema presión y temperatura como la que había tras el Big Bang. ¿A dónde se fue toda esa antimateria? Porque es obvio que no la vemos. Casi la totalidad de lo que vemos que conforma el universo es materia ordinaria. Una de las hipótesis más aceptadas es que tras el Big Bang no se crearon exactamente el mismo número de partículas y antipartículas, sino que había un pequeña asimetría a favor de las partículas. En teoría, sólo 1 de cada 10.000.000.000 (10^10 ) partículas habría sido necesario que se preservara para formar toda la materia del universo. La partícula responsable de dicha asimetría sería el llamado bosón X, no descubierto todavía.

«Por cada mil millones de partículas de antimateria, había mil millones de partículas de materia, y cuando la anulación mutua se completó, quedó una milmillonésima parte, y ése es nuestro universo actual». Albert Einstein

También se ha sugerido que de la aniquilación, en las condiciones tras el Big Bang, podrían no aniquilarse del todo, sino que una pequeña parte de materia podría sobrevivir a pesar de haber sido de la misma cantidad. Y finalmente algunos físicos creen que las antipartículas pueden estar en partes del universo que no alcanzamos a ver, en un extremo lejano del universo en el que inclusive podría haber un reflejo del universo entero.

 

Quieres conocer más sobre física haz click aquí

1 comentario
  1. […] como explicábamos en nuestro artículo sobre la antimateria, tras el Big Bang se formaron pares de partículas y antipartículas que debieron haberse […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.