- Advertisement -

- Advertisement -

¿POR QUÉ PLUTÓN NO ES UN PLANETA?

2.059

Desde la antigüedad el hombre ha podido ver algunos planetas a simple vista y podía distinguirlos claramente de las estrellas y, por supuesto, del Sol. Las estrellas se mantenían prácticamente inmóviles, mientras que los planetas se movían bajo ese telón de fondo de estrellas. “Planeta” proviene de un vocablo griego que significa errabundo. Los dioses romanos eran representados por planetas y llevan sus nombres.

Los planetas, además de la Tierra, que ha conocía el hombre antiguo eran 6: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Hemos tenido que esperar hasta 1781 para conocer otro planeta: Urano, descubierto por William Herschel. Con lo cual sumaban 7 planetas. Pero con los años, los astrónomos se dieron cuenta que la órbita de Urano era perturbada por la acción gravitatoria de otro planeta que, según dijeron, se debía encontrar a continuación de Urano.

¿Nueve planetas?

La predicciones resultaron ciertas. En 1846, el francés Urbain Jean Joseph Le Verrier descubrió Neptuno. Esta técnica de observar las influencias gravitatorias en lugar de observar directamente al planeta hizo posible el descubrimiento de muchísimos exoplanetas (planetas fuera del Sistema Solar), tal como explicábamos en una entrada que puedes leer aquí.

Estudiando la órbita de Neptuno se predijo la existencia de un planeta adicional, al que llamaron planeta X, quien, por supuesto, resultó siendo Plutón, descubierto por Clyde Tombaugh, en 1930. Y hasta aquí teníamos 9 planetas en nuestro casi increíble Sistema Planetario Solar durante los próximos 75 años, hasta que se encontró que más allá de Plutón habían otros cuerpos celestes congelados, uno inclusive de mayor tamaño que Plutón, al que llamaron Eris. Ahora los científicos se enfrentaban al dilema de si Eris debía ser considerado el décimo planeta y además con el asunto de qué eran los otros muchos cuerpos que los acompañaban y que simplemente eran menores en tamaño. Así que inevitablemente se cuestionó el estatus de planeta de Plutón.

El caso Plutón

En 2005, un comité de la Unión Astronómica Internacional, se reunió para decidir el destino de Plutón. Los astrofísicos consiguieron acordar una serie de requisitos, de manera que un planeta es un cuerpo celestial que:

  1. Está en órbita alrededor del Sol.
  2. Tiene masa suficiente para que su propia gravedad se imponga a las fuerzas de un cuerpo rígido, de manera que adquiera una forma redonda.
  3. Ha despejado los alrededores de su órbita.

Según estas reglas, por más que a él no le agrade nada, Plutón no es un planeta, porque no ha eliminado otros cuerpos de su órbita. Así que se denominó a Plutón y a Eris planetas enanos, igual que Ceres.

Si quieres saber más de astronomía haz click aquí

2 Comentarios
  1. […] de Newton y conforme más planetas eran descubiertos (sobre lo cual hablamos en esta entrada de aquí), resultaba  cada vez más obvio que estos orbitaban alrededor del Sol. La afirmación de que el […]

  2. […] Si te interesa saber por qué ya no, lo puedes ver aquí.  […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.