- Advertisement -

- Advertisement -

NUESTRO GRAN MOTOR: EL SOL

657
Editora: Ivette Elias

Gracias al avance en la astronomía con la invención y mejoras del telescopio, con el uso de satélites cada vez más sofisticados, además de tenaces investigadores reconocidos y respetados por la comunidad científica. La geometría y visión del universo han sido más entendidas.

El Sol, estudiado y observado desde la antigüedad es la estrella más importante. En el siglo XVI y XVII se supo que La Tierra gira alrededor del Sol y no al revés. Galileo hizo unas observaciones al Sol y se percató de unas líneas negras que fueron indescifrables en ese momento. En el siglo XIX se supo que son las líneas de Fraunhofer. Y un siglo más tarde se conoció de dónde provenía la gran energía del Sol es decir la fusión nuclear.

Características de el Sol

El Sol posee un diámetro 100 veces mayor al de la Tierra y tiene la mayor parte de la masa del Sistema Solar. Su luz demora 8 minutos en llegar a nosotros y está compuesto de hidrógeno y helio, además de oxígeno, carbón, neón e hierro.

El Sol posee capas, siendo su núcleo la más caliente y densa ahí ocurre la fusión nuclear. La estructura del Sol cambia de temperatura enormemente, mientras más lejos del núcleo más “frio” pasando de 7 millones a 2 millones de grados Kelvin.

El Sol cuenta con un ciclo solar de 11 años. Cuando está activo su campo magnético muestra mayores manchas solares y estallidos que lanzan partículas al Sistema Solar. Cuando éstas llegan a la Tierra se aprecian como las espectaculares auroras boreales. No obstante de este lindo espectáculo, también puede ocasionar problemas en las telecomunicaciones y torres de electricidad como ya pasó en Quebec, Canadá en 1989. Además, el ciclo solar inusual también afecta notablemente nuestro clima.
Como ya mencioné, el Sol se encuentra a la mitad de su vida, le queda unos 5 mil millones de años más aproximadamente cuando su combustible se agote se convertirá en una gigante roja. Sus capas se hincharán, llegando a 250 veces el radio que posee actualmente. Esto llevará a que el agua que tenemos en la Tierra hierva hasta desaparecer. Luego de haberse liberado de sus capas exteriores acabará sus días como una enana blanca.

 

Si quieres conocer más de astronomía haz click aquí

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.