- Advertisement -

- Advertisement -

¿CÓMO MEDIMOS A QUÉ DISTANCIAS ESTÁN LAS ESTRELLAS?

1.758

Desde que el hombre se ha dado cuenta que las estrellas no están pegadas en un círculo concéntrico alrededor de la Tierra tal como proponía el geocéntrico aristotélico, sino que están todas a una distancia variable, en un universo grandísimo, la pregunta inevitable ha sido qué tan lejos están las estrellas. Hoy sabemos que el Sol es sólo una de miles de millones de estrellas, que ocupa uno de los brazos de una galaxia en espiral en una parte más bien retirada del centro.

¿Pero cómo llegamos a saber todo eso?

Ya los filósofos griegos como Aristóteles y Anaxágoras creían que bien pudieran haber otros Soles quemando en otros espacios. Sin embargo, no eran más que conjeturas que no podían probar. En 1610, Galileo usó el telescopio para que por fin podamos saber que las estrellas eran entes individuales en el espacio. El filósofo Immanuel Kant especuló en 1755 que el Sol y las demás estrellas se debieran encontrar en un sólo plano, orbitando algún centro, tal como lo hacen los planetas alrededor del Sol. Pero fue en 1785, cuando el astrónomo Británico Williams Herschel ‘topografió’ a centenares de estrellas que no se propuso con seriedad que el Sol ocupada un extremo de la Vía Láctea, puesto que observó que habían muchas más estrellas de un lado que de otro.

Estrellas

Desde Newton, los científicos han razonado que las estrellas debían estar verdaderamente lejos. De otra manera, la gravedad que siempre es una fuerza atractiva, ya habría hecho que se junten. Uno de los métodos para determinar la distancia de las estrellas es el brillo. Se pensó que el brillo, al igual que la gravedad, disminuía con el cuadrado de la distancia. Este criterio usó Christian Huygens (1629-1695) para averiguar lo lejos que está la estrella más brillante del cielo nocturno, Sirio. Newton se hizo a la misma tarea, y aunque ninguno de los dos llegó a la distancia correcta, quedaba claro la inmensidad del espacio: ambos sostenían que la distancia era de varios cientos de miles de veces superior a la que nos separa del Sol.

Paralelaje

En 1573, el astrónomo británico Thomas Digges propuso que el método geográfico de paralaje podía aplicarse a las estrellas. ¿En qué consiste? El paralaje es el cambio en el ángulo que forma nuestra línea de visión hacia un objeto cuando viajamos alrededor de él. Imagínese que se encuentra a 10 metros de un árbol y que gira alrededor de él respetando esa distancia. Para que recorra un grado de ángulo, de los 360 que tiene un círculo habrá recorrido cierta distancia. Ahora imagínese que se aleja hasta 100 metros del mismo árbol. El ángulo que se medirá recorriendo la misma distancia será mucho menor y disminuirá a medida que nos alejemos del árbol. Así, como el Sol recorre junto con nosotros, cada año, la misma distancia, si medimos el ángulo que una estrella se ha movido respecto al año anterior podemos determinar qué tan lejos se encuentra determinaba estrella.

Resultado de imagen para un parsec
La unidad de medida técnica no es el año luz, es el parsec, que es la distancia que separa a nuestra estrella de la que queremos medir cuando el paralaje es de 1″ (1 segundo), es decir 1°/3600. Y equivale a 3.26 años luz.

En 1838, Friedrich Bessel realizó unas primeras mediciones con éxito, concretamente de la estrella 61 Cygni. En la actualidad, satélites como el Hipparcos de la ESA han medido con mucha precisión la posición de 100.000 estrellas vecinas, lo que ha permitido deducir distancias para muchas otras. Ahora bien, incluso así, las paralajes sólo sirven para medir las distancias del 1 por 100 de las estrellas de nuestra galaxia.

 

Si quieres conocer más sobre astronomía haz click aquí

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.